¿Qué hay dentro de la semilla? Concepciones iniciales

Nivel: Primaria (6-7 años) | Autor(es): Material traducido de La main à la pâte | País: Francia | Fecha de publicación: 12/12/2012

Material descargable

  • Sin materiales

Referencias didácticas

    Sin Referencias

Propósitos

Con el fin de descubrir nuevos criterios, los niños se interesan por lo que hay dentro de la semilla y presentan sus concepciones sobre la organización interna de la misma


Descripción

Una vez conocidas las características morfológicas (aspecto exterior) y ontogénicas (etapas de desarrollo) de la semilla, los alumnos se interesan por los criterios anatómicos visibles.

Sugerencias Didácticas

Colectivamente

Haciendo preguntas derivadas de las observaciones de los niños y las dificultades surgidas en las sesiones anteriores, el
profesor recoge las concepciones iniciales de los alumnos:
 
"¿Cómo separar los elementos que “no son semillas” de los que son “semillas no viables”?
"¿Cómo explicar la relación que existe entre una semilla y una planta?
"¿Cómo (y gracias a qué) crece una semilla?
 
 
 
Es probable que algunos alumnos formulen proposiciones del tipo: “Hay que mirar dentro de las semillas” o “Dentro de la
semilla hay una planta pequeña”. Se puede proponer a los alumnos que dibujen lo que, según ellos, hay dentro de la semilla antes de plantarla, y luego constaten lo que sucede cuando la semilla germina.
Las producciones de los alumnos se pueden analizar y confrontar colectivamente6. Para confrontar estas concepciones
con la realidad y responder a las preguntas, se decide, conjuntamente, observar el interior de una semilla. Para que la observación y la comparación tengan sentido, hay que comparar una muestra de “semilla de verdad” con otras muestras (entre
las que tienen que haber “no semillas” y “semillas no viables”). La elección de la muestra “semilla de verdad” es, por lo tanto,
determinante7.
Para que la observación se pueda realizar con comodidad, hay que escoger el elemento de referencia entre las semillas de
tamaño grande que se abren fácilmente en dos partes: guisante, judía, lenteja, haba. Al principio, es más fácil proponer la
observación de la misma semilla a toda la clase.
 
6. En algunos dibujos aparecen al mismo tiempo y a menudo sin relación una semilla y una planta desarrollada: la noción de transformación de la semilla todavía no ha sido adqui- 33
rida. Además, en lugar de una plántula, los alumnos pueden dibujar, en el interior de la semilla, una planta adulta en miniatura: la noción de germen que se transforma también
está pendiente de adquisición.
7. Según la experimentación precedente, el elemento de referencia es una muestra que ha germinado y que confirma (parcialmente) la hipótesis. El profesor, pues, en previsión
de esta sesión, habrá conservado ejemplares de esa

 

Materiales de trabajo