De que estamos hechos

Nivel: Primaria (6-7 años) | Autor(es): Material traducido de La main à la pâte | País: Francia | Fecha de publicación: 21/01/2013

Material descargable

  • Sin materiales

Referencias didácticas

    Sin Referencias

Propósitos

 

El objetivo de esta experiencia se diferencia en tres grados de complejidad.
Alcanzarlos depende de los conocimientos previos que los niños y las niñas poseen
y de la dinámica de trabajo durante la sesión. Esta experiencia permite a los niños y
las niñas:
Relacionar las funciones básicas de su cuerpo, con las partes del mismo que las
realizan.
Reconocer las relaciones que hay entre las diferentes partes del cuerpo, cómo se
agrupan en sistemas y cómo estos se relacionan con sus actividades cotidianas.
Reconocer las principales partes y órganos que integran un sistema, proponiendo
relaciones entre sistemas, e identificando el uso que hacen de ellos en su
cotidianidad y los cuidados que pueden brindarles.


Descripción

 

Esta actividad busca despertar en los niños y las niñas interés por el funcionamiento
y la organización de su cuerpo. Además permite que los profesores y profesoras
evalúen los conocimientos previos de los estudiantes.
Luego de una exploración inicial en que los niños y las niñas dialogarán respecto a
lo que conocen sobre su cuerpo, tendrán a su disposición imágenes de las partes
internas del mismo, que tratarán de organizar dentro de una silueta humana,
buscando el reconocimiento de la relación entre estructuras y su funcionamiento.
Durante el ejercicio, el reconocimiento que se logre de las estructuras debe
relacionarse con el contexto, permitiendo que los niños y las niñas identifiquen las
acciones cotidianas en la que usan su cuerpo y la forma en que lo hacen,
reflexionando sobre como pueden modificarse para el cuidado del mismo.

 

Conocimientos Previos De Los Profesores Y Las Profesoras
Si bien en esta actividad no se profundizará sobre el funcionamiento de los sistemas
del cuerpo, si surgirán entre los niños y las niñas muchas preguntas para las que hay
que estar preparado. Por ello hay que conocer:
·  Las características principales de los tejidos muscular, epitelial, conectivo, y
nervioso.
·  Las principales partes que conforman los sistemas circulatorio, digestivo y
respiratorio.
·  La función básica que cumplen órganos como el corazón, el estomago, los
pulmones, el cerebro, el hígado, los riñones y los sexuales.
·  Las características físicas de diferenciación sexual como los senos, los ovarios, el
útero, el pene y los testículos.
·  Los cuidados generales del cuerpo como normas de aseo y primeros auxilios.
Estas ideas abarcan un buen panorama de las inquietudes que pueden surgir entre
los niños y las niñas, sin embargo son muy amplios e implican niveles de
profundidad muy diversos, por lo que es necesario considerar al grupo de
estudiantes en si mismo y de acuerdo a él preparar los temas.

El Espacio De Trabajo

Para esta actividad se requiere de un espacio limpio e idealmente liso y despejado,
en el que los niños y las niñas se puedan acostar para copiar la silueta de su
cuerpo. Además, puesto que van a manejar imágenes grandes, es más cómodo
trabajar en el suelo.

 

En este momento se retoma el diálogo entre todos y se trata de reconocer si las
dudas del principio fueron aclaradas. Es interesante que los grupos comenten que
funciones o sistemas escribieron para que sus compañeros sepan si omitieron
alguno.
A cada grupo se le puede pedir que cuente que función o sistema escogió para
trabajar y por qué, además de qué estructuras pudieron reconocer que no estaban
en las imágenes.
Para todos debe quedar claro que el cuerpo esta organizado y que esto se relaciona
con las funciones que el organismo y sus diversas partes realizan para mantenerse
con vida.
Es importante que los niños y las niñas reconozcan que son seres vivos con
capacidades y limitaciones dadas por su organismo, y que conocerlas y manejarlas
les ayuda a mejorar su calidad de vida.
Para ello se propone finalizar la reflexión con un diálogo orientado hacia el
reconocimiento de acciones que modifican el funcionamiento del cuerpo, como la
buena alimentación o el deporte moderado que lo benefician, o como la
malnutrición, el sedentarismo extremo o el uso de ciertas sustancias que lo
perjudican.
 

 

Para Explorar Fuera Del Aula
Los niños y las niñas deberán hacer una
indagación sobre las enfermedades o
problemas de salud que han sufrido
tanto ellos como sus padres, o las
personas con las que viven, registrando
la información en un cuadro como el
siguiente:
Enfermedad o
problema de
salud
Partes del
cuerpo
involucradas
Cómo se afecto
el cuerpo
Hábitos que pueden prevenir la
enfermedad
Gripa o
resfriado
Nariz, la
traquea, los
pulmones.
Da malestar
general, se genera
mucosidad en la
nariz, se dificulta
respirar y se
estornuda. A veces
da fiebre,
escalofrío y dolor
general.
La buena nutrición: comer frutas,
verduras y proteínas.
Evitar mojarse durante los
aguaceros, o si ya paso
cambiarse pronto la ropa
mojada.
Protegerse del frió de la tarde y
la noche.
Evitar la generación de gases
contaminantes en mis
actividades.
Tomar acciones frente a focos de
contaminación del aire en mi
comunidad.

 

La información se puede compartir durante la siguiente clase de ciencias, identificando un conjunto general de hábitos qué, por prevenir diferentes enfermedades, favorecen el bienestar de todos.

 

Sugerencias Didácticas

 

Es necesario organizar equipos de cuatro estudiantes antes de iniciar. En cada grupo
se deberán asignar los roles de vocero, responsable de materiales, secretario y
director científico. Esto favorece la continuidad de la actividad. Los roles pueden
reasignarse de una actividad a la siguiente.
Exploración de referentes
De la piel hacia el interior hay un universo complejo y maravilloso que no siempre
es claro para los niños y las niñas, y aún para los adultos. Por lo anterior este
momento depende del diálogo y está orientado a que los niños y las niñas
reconozcan qué saben y qué no saben sobre el cuerpo y su organización interna.
Para ello pueden usarse preguntas directrices como:
¿Qué hay dentro de nuestro cuerpo?
¿Para qué sirven y dónde están... (las partes que sean nombradas por los niños en
la pregunta anterior: el corazón, los pulmones, la sangre)?
¿Qué sucede con el aire o la comida al interior del cuerpo?
¿Para qué comemos, respiramos o dormimos?
¿Qué es el popó (las heces)?
¿De donde viene la orina?
¿Por qué se acelera el corazón, se respira más rápido y se suda cuando se hace
deporte?
¿Todos los cuerpos son iguales?
¿Qué diferencias tienen?
Es importante lograr que los niños y las niñas generen preguntas que evidenciarán
sus intereses. Al finalizar este momento todos deben tener claro que dudas tienen
respecto al tema, porque esas inquietudes son las que intentarán resolver en la
actividad.
 
El Descubrimiento
Cada equipo debe copiar la silueta de un niño o niña en los pliegos de papel. En
ellas deben incluir todas las imágenes de las partes del cuerpo que tienen a su
disposición, organizándolas en el lugar que creen les corresponde.
Se les pedirá que dialoguen sobre esta organización y sobre su relación con el
funcionamiento del cuerpo: si un órgano esta adelante o detrás, arriba o abajo de
otro y por qué o para qué estará ubicado ahí.
Luego al lado de las siluetas deben escribir por separado diferentes funciones del
cuerpo (como comer o respirar...) o sistemas (circulatorio, respiratorio...) y debajo
de ellos el nombre de las partes del cuerpo que puedan reconocen asociadas a la
función.
Para terminar deben escoger solo una función o sistema e incluir sus partes en una
de las siluetas, tratando de identificar si esos órganos y tejidos están relacionados
con otras estructuras, en cuyo caso deberán dibujarlas dentro del cuerpo que
copiaron. En este punto se puede pedir a los niños y niñas que traten de explicar
como funciona el sistema que escogieron.
Durante el trabajo, el profesor o profesora pasará por lo diferentes grupos
escuchando las opiniones de los niños y realizando preguntas orientadoras, que les
permitan reconocer lo que hasta el momento no hayan tenido en cuenta o
profundizar en los temas.
Este recorrido permitirá reconocer qué es lo que los niños y las niñas saben sobre su
organismo y cuáles son sus dudas más comunes. Información que será muy útil en
trabajos posteriores, por lo que se recomienda al profesor o profesora tomar nota.
 

 

Materiales de trabajo

  • De Discovery Box Un juego de imágenes de diferentes partes del cuerpo humano para cada grupo de cuatro estudiantes. Estas vienen del tamaño adecuado para el cuerpo de un niño o niña e incluyen:
  • el corazón, el cerebro, el estómago y los intestinos grueso y delgado junto con el estómago y el diafragma. Para traer
  • Por niño o niña: El cuaderno de ciencias y un lápiz, esfero o color. Por cada grupo de cuatro estudiantes:
  • Dos pliegos de papel (periódico, bond, cartulina o craft, puede ser reciclado siempre que tenga una cara limpia) dos o tres colores o marcadores, preferiblemente de diferente color y grosor.