El recorrido de la comida

Nivel: Primaria (8-10 años) | Autor(es): Material traducido de La main à la pâte | País: Francia | Fecha de publicación: 21/01/2013

Material descargable

  • Sin materiales

Referencias didácticas

    Sin Referencias

Propósitos

 

Este objetivo se diferencia en tres grados de complejidad:
Reconocer las partes del cuerpo que forman el sistema digestivo y la función que
cumplen en el proceso de la digestión.
Relacionar el sistema digestivo con el sistema circulatorio y con el funcionamiento
general del organismo.
Identificar diferentes tipos de alimento y su relación con la buena digestión,
reconociendo hábitos de alimentación sana.


Descripción

 

¿Qué más conocido que comer? ¡Todos comemos! ¡Es indispensable! Pero ¿por
qué?
Los niños y las niñas podrán reconocer que sucede al comer, cuál es la función de
los diferentes partes del sistema digestivo, y qué y por qué necesitamos comer.
Lo anterior mediante la realización de diferentes ejercicios como probar chocolate
con la lengua seca, simular el efecto de los jugos gástricos usando limón aplicado a
banano y a leche, y usar cuerda para evidenciar la longitud del intestino delgado.
Conocer las partes del sistema digestivo permite involucrarse en el reconocimiento
de la nutrición, y de la importancia de seleccionar concientemente los alimentos.

 

·  Estructura del sistema digestivo y función de sus diferentes partes.
·  Función del hígado, la vesícula biliar y el páncreas en la digestión.
·  Profundizar en la función del estomago y de los intestinos: los movimiento
estomacales y la absorción de nutrientes por parte de los intestinos.
·  Cuales son los sabores básicos: dulce, salado, amargo, ácido, umami.
·  Tipos de alimentos: carbohidratos, lípidos, proteínas, vitaminas, sales y agua.

 

Cada grupo de cuatro estudiantes requiere mesas sobre las cuales trabajar la
actividad.
 
Los materiales y los ejercicios de esta experiencia generarán en los niños y las niñas
la inquietud de “probar” las sustancias, van a querer saber a qué saben. Esto
puede hacerse, pero para ello deben garantizar que los recipientes que usan están
en excelentes condiciones higiénicas, de lo contrario es mejor evitarlo para prevenir
posibles enfermedades. Siendo este el caso, dialóguelo con los niños y niñas y
hágales ver los inconvenientes.
Recuerde tener disponibles una bolsa para desechar los residuos sólidos y un lugar
para lavar los materiales.
 

 

Pregunte a los niños y niñas ¿quién quiere hacer un resumen de las partes del
cuerpo por las que viaja la comida?
Luego de lo que ellos cuenten pregunte de nuevo por la función de la alimentación
¿Para qué comemos?
Y haga de nuevo un recorrido rápido por las partes del cuerpo pero esta vez,
preguntando por la función, deje que los niños y niñas la propongan y que se
pongan de acuerdo en cuál es realmente.
¿Para qué servirá que la comida tenga sabor?
¿Por qué en ciertas situaciones “se nos hace agua la boca”?
¿Por qué el estómago puede “devolver la comida”?
¿Qué son los jugos gástricos?
¿Qué hace el sal de frutas para controlar la “acidez y la llenura”?
¿Para qué es tan largo y delgado el intestino delgado?
Enfatice en la acción de los jugos gástricos, relacionándola con la acción del limón
sobre los alimentos en la experiencia, y considerando que tipos de alimentos son el
banano y la leche.
Dirija ahora el dialogo hacia el reconocimiento de la nutrición,
¿Da lo mismo comer pan que comer carne? ¿Por qué?
¿Comen igual los niños y niñas que los adultos y los ancianos?
Si hay diferencias ¿A que se deben?
¿Qué alimentos deberíamos comer para estar bien nutridos?
¿Se deben comer todos los tipos de alimentos en igual cantidad?
¿Cuáles más y cuales menos?

 

Para Explorar Fuera del Aula
Esta actividad debe permitir que los niños y las niñas identifiquen sus hábitos
alimenticios, y que propongan a sus padres algunas modificaciones que se adecuen
a sus necesidades y a su gusto.
Inicialmente se propone que los niños y niñas exploren cuáles son los tipos de
alimentos que deben consumir, y en qué cantidad durante el día, para ello se puede
usar un cuadro como el siguiente:
 
Tipo de
alimento
Utilidad para el
cuerpo
Alimento
Cantidad al
día
Me gustan o no y por
qué?
Vitaminas
Ayudan al buen
funcionamiento del
corazón, de los
músculos y de los
nervios.
Frutas
De 2 a 5
porciones.
Si, mucho, porque
muchas son dulces,
jugosas y tienen muchas
texturas y colores.

 

Luego deben registrar a diario qué comen durante cinco días (incluido un fin de semana) contando las porciones y comparándolas con el cuadro anterior.
Se propone que a partir de la comparación, identifiquen qué alimentos no están comiendo en las cantidades adecuadas.
Los niños y niñas acompañaran a sus padresal mercado y deben buscar los alimentos
que les hacen falta, preguntar su costo y tratar de encontrar algunos que puedan comprar sin afectar la cantidad de dinero que sus padres tiene dispuesta para el mercado. Se trata de un ejercicio de cambio de hábitos que mejoren la nutrición sin afectar la economía.
 
Esta actividad requiere tiempo y seguimiento, puede por ejemplo proponer en la
primera clase, solo la construcción del cuadro.
En la siguiente clase solo se verificará la construcción del cuadro y planteará una
segunda parte: hacer el registro de la alimentación esa semana.
En la próxima clase de nuevo solo verifica y propone la continuación de la tarea: ir
al mercado a conocer precios, compararlos y pensar en las propuestas de cambio de
hábitos.
En una clase posterior, puede ya tomar un poco más de tiempo para dialogar sobre
las propuestas que los niños y las niñas van a hacer a sus padres, dejando la tarea
de tratar de implementarlas en sus casas.
Un tiempo después, usted puede preguntar sobre como han funcionado estos
propuestas y si se han tenido en cuenta o no a la hora de hacer el mercado.

 

 

 

 

Este objetivo se diferencia en tres grados de complejidad:
Reconocer las partes del cuerpo que forman el sistema digestivo y la función que
cumplen en el proceso de la digestión.
Relacionar el sistema digestivo con el sistema circulatorio y con el funcionamiento
general del organismo.
Identificar diferentes tipos de alimento y su relación con la buena digestión,
reconociendo hábitos de alimentación sana.

Sugerencias Didácticas

 

Al iniciar se beben organizar grupos de a cuatro niños y niñas, y se deben reasignar
los roles de vocero, responsable de materiales, secretario y director científico.
 
Exploración de referentes
Todos los seres vivos se alimentan. Y para el ser humano es una de las actividades
comunes de mayor conciencia. Como decimos: “barriga llena, corazón contento”.
Esto no quiere decir necesariamente que todos estemos bien alimentados, pero es
seguro que todos los niños y niñas saben qué es comer y cómo se hace, sin
embargo ¿qué pasa de los labios para adentro?
Pregúnteles
¿Cuál es su comida favorita? ¿Por qué?
Cuénteles cuál es la suya y por qué.
¿Cuánto de ella (de la comida favorita) podrían comerse?
¿A qué sabe la comida?
¿Puede clasificarse la comida? ¿Cómo?
¿Qué pasa si dejamos de comer? ¿Por qué?
¿Qué pasa si comemos mucho?
¿Qué pasa con la comida dentro de nuestro cuerpo?
¿Qué partes del cuerpo forman el sistema digestivo?
 
Pídales a algunos de ellos que cuenten sus experiencias con el sistema digestivo: si
alguna vez han tenido indigestión, agrieras, ulcera, o si han tenido diarrea o han
vomitado y ¿por qué?
Estos temas seguramente causaran risas entre los niños y niñas, pero no es de
preocuparse. Por el contrario, muéstreles con tranquilidad que aunque ahora parece
divertido, cuando lo vivieron no se sintió bien y esto se debe precisamente a que,
en tales situaciones, en el organismo algo anda mal.
 
El Descubrimiento
Entregue al responsable de materiales de cada grupo una silueta de las realizadas en
la primera actividad y las imágenes de las partes del cuerpo. Pídales que incluyan en
la silueta los órganos relacionados con el sistema digestivo y que los nombren y les
asignen una función. Desde las imágenes en las siluetas y lo escrito por los niños y
niñas, haga con ellos y ellas un recorrido por el sistema digestivo descubriendo la
función que cumple cada órgano.
Pida a los niños y niñas que dejen a un lado las siluetas con las imágenes, tratando
de tenerlas a la vista (por lo menos una para todos).
Entregue al responsable de cada grupo el resto de los materiales.
Cuénteles que realizarán tres ejercicios diferentes y que luego de cada uno de ellos,
en cada grupo deberán discutir la experiencia que vivieron y registrar sus diferentes
opiniones e inquietudes, pensando siempre en las partes del cuerpo que se
encuentran relacionadas con la experiencia.
Dialogue con los niños y niñas sobre donde
comienza el recorrido de la comida, ¿Qué sucede
en la boca?
Pídales que partan la chocolatina en ocho trozos.
A continuación deben sacar su lengua y secarla
con una de las servilletas manteniéndola afuera.
Sobre la lengua seca deben poner un trozo de
chocolatina.
Luego de sentir lo que sucede, se la pueden
comer.
Cuando hayan terminado el primer trozo, espere
un poco y pida que cada niño y niña tomen un
segundo trozo y lo partan en dos pedazos, se
comerán el primero pero tapándose la nariz. No
pueden destapársela hasta que se hayan pasado
todo el pedacito de chocolatina.
Luego deben pasar saliva un poco y cuando se les
haya quitado el sabor de la boca se comerán
normalmente el último pedazo.
En este momento se les da un tiempo a los
estudiantes para que discutan el ejercicio y lo
registren.
Luego de la boca ¿a donde va la comida? ¿Cómo llega hasta allí? ¿Qué pasa en el
estómago?
Pida a los niños y niñas que expriman el limón en uno de los vasos desechables que
han traído.
En el medio vaso de agua deben disolver la sal de frutas.
En cada uno de los dos vasos de la Discovery Box deben poner una rodaja de
banano sin cáscara y les agregarán 9 ml (tres pipetas) de jugo de limón, y solo a
uno de ellos 6 ml (dos pipetas) de la sal de frutas diluida.
Lo dejarán reposar un rato mientras observan que sucede y mientras discuten y
registran el ejercicio.
Recuerde a los estudiantes que para cada líquido deben usar una pipeta diferente.

 

Ahora deberán poner en la cuchara 10 gotas (0,5 ml) de leche y la deben calentar
en la vela (encendida por usted) sin que llegue a hervir.
La retirarán del fuego e inmediatamente le agregan 5 gotas de jugo de limón.
De nuevo, luego de observar deben registrar sus observaciones, opiniones y
conclusiones.
Después del estómago ¿que sucede con la comida? ¿A dónde va? ¿Qué pasa en los
intestinos?
Cuente a los niños y niñas que si extendieran su intestino delgado este mediría
entre 6 y 8 m.
Pida a los estudiantes que tomen la cuerda y traten de enrollarla dentro de la silueta
como si fuera el intestino delgado, ubicando los cabos en donde esta visera se une
con el estómago y con el intestino grueso. Además pídales que piensen en la
función de los intestinos y en la relación del sistema digestivo con otros sistemas,
esto debe registrarse. Al terminar puede recoger la cuerda.

 

Materiales de trabajo

  • Dos vasos, una cuchara, una vela, cuatro pipetas pasteur, siete metros de cuerda y las imágenes de las partes del cuerpo por cada grupo de cuatro estudiantes. El profesor o profesora usará la caja de fósforos.
  • Para traer Por niño o niña: El cuaderno de ciencias y un lápiz, esfero o color. Un vaso desechable reciclado y limpio.
  • Por cada grupo de cuatro estudiantes: Ocho servilletas. Una chocolatina pequeña. Un limón pequeño o medio limón grande; jugosos y partidos en trozos. Dos rodajas delgadas de banano (0,5 cm de anchas aproximadamente).
  • Un poco (1 ml aproximadamente) de leche entera servida en uno de los vasos desechables traídos por los niños y niñas. Medio vaso de agua servido como la leche. Un sobre de sal de frutas.
  • Aunque estas son las cantidades por grupo, de seguro será más fácil y económico calcular cuanto necesitará el salón completo y ponerse de acuerdo entre todos para traer estos materiales.
  • Además se deben tener disponibles las siluetas hechas en la primera actividad, y marcadores o colores para escribir sobre ellas.