Pistas de prolongación: artes visuales, teatro…

Nivel: Primaria (11-12 años) | Autor(es): Material traducido de La main à la pâte | País: Francia | Fecha de publicación: 26/02/2008

Material descargable

  • Sin materiales

Referencias didácticas

    Sin Referencias

Propósitos


Descripción

Se proponen actividades que hacen referencia a:

  • Coronas solares
  • Tríptico sobre un juego a las escondidas
  • Astros-Marionetas y diálogos improvisados

Sugerencias Didácticas

Coronas solares en fuegos artificiales

Dibujos libres

Los estudiantes intentarán reproducir libremente la impresión visual que les dan los documentos “en falsos colores”: un sol central muy sombrío rodeado de grandes playas uniformes de colores vivos, repartidas en círculos concéntricos y en contornos irregulares. Durante una ejecución al pincel flexible con tintas transparentes, se podrá aconsejar a los niños de mojar su papel alrededor del disco solar, una vez que este figure en el centro de la hoja. Las playas coloreadas serán luego ejecutadas rápidamente para que interfieran ligeramente para dar efectos degradados.

Trabajos dirigidos

Aquí, los estudiantes tendrán la ocasión de realizar círculos concéntricos de manera inhabitual. En efecto, se trata de hacer aparecer estos últimos gracias a un “barrido” rebosante alrededor del disco central. La dificultad para lo niños es, primero, apretar bien los segmentos del barrido y luego, orientarlos correctamente para que giren rebosantes. Podrán, o bien dejar un espacio entre los círculos, o bien hacerlos tocarse entre sí, en ese caso, podrán hacer recubrimientos parciales, si utilizan colores transparente. Otra tarea consiste en saber “llenar” una superficie cuadrada, los círculos más externos siendo fuertemente interrumpidos en las cuatro esquinas.


 

Coronas solares de orfebrería

Otras técnicas, utilizando un grafismo más “trabajado” permiten obtener efectos muy queridos por los niños. Los círculos concéntricos se forman a partir de elementos lineares muy simples (argollas, espirales, festones, zig zags, enrejados, etc), los cuales puesta de un lado al otro, dan al conjunto una cierta preciosidad: para acentuar estos, se utilizarán marcadores de oro, plata o bronce sobre un fondo de color.


Composiciones decorativas de gran tamaño podrán dar una impresión similar, pero esta vez gracias a una técnica de recorte/collage: elementos geométricos son recortados en un papel metalizado, liso o impreso (tipo papel regalo), luego pegados con cuidado sobre hojas de color que permitan efectos de contrastes (claro/oscuro, mate/brillante, liso/impreso, etc).

Tríptico sobre un juego a las escondidas

Tenemos aquí uno juego gráfico que le gusta mucho a los niños, y que ofrece por añadidura algunas prolongaciones inesperadas como lo veremos más adelante. Consiste en realizar un tríptico mostrando la Luna y el Sol personificados en el escenario de un eclipse total.
 


Dos dibujos-matrices serán realizados con marcador negro sobre dos cuadrados de papel ordinario que no sobrepasa los 29,7 cm de lado para poder ser fotocopiado. Trazar primero en el centro de uno de los cuadrados el disco solar con la mano levantada, y luego, por transparencia, el disco lunar sobre el segundo. Dibujar los rasgos de dos caras, la Luna con las pupilas cerradas. Decorar el contorno de dos discos, el del Sol con grandes motivos radiantes, y a la inversa, el de la Luna, muy sobrio ya que éste deberá ser recortado luego (se evitarán también por el mismo motivo los motivos “agudos” que evoquen los “rayos”). Fotocopiar las dos matrices en tres ejemplares por cada una. Colorear los tres soles de manera idéntica con colores vivos, calientes preferiblemente. Al revés, utilizar colores fríos para la Luna, un azul profundo pero no muy oscuro es lo mejor para su cara.

Animación


Sólo queda recortar cuidadosamente las tres lunas y luego pegarlas sobre los tres soles de forma que ilustran el eclipse en tres etapas. Para terminar, las tres parejas se fijarán sobre un soporte en tres partes: se obtendrá así un hermoso tríptico, decorativo y a la vez lleno de humor¡ Se podrá también si se quiere, adicionar dos parejas suplementarias (y simétricas a las dos primeras) para ilustrar “el fin del juego de las escondidas”, pero el conjunto se convertirá entonces en una Tira Cómica.¡

El Maestro habrá notado que antes de efectuar el collage de sus Lunas, los niños se tomaron un momento para jugar con una de las parejas de sus celestes personajes: manipularon estos últimos dándoles vida y palabra, aun cuando la idea de realizar otros para juegos de animación se les aya ocurrido, ellos han recortado dos nuevos dibujos de astros y los han animado espontáneamente, teniéndolos en cada mano. A partir de eso, el profesor podrá proponer a sus estudiantes una variante original, cuyo nombre evocará recuerdos de las “manipulaciones” de astros-marionetas para un teatro de las sombras.

Realizar los dos "astros-marionetas"

Utilizaremos dos hojas de Rhodoïd, retomando los dos dibujos-matrices calcándolos en trazos gruesos con un marcador negro indeleble. Para el rostro de la Luna, hacer de cuenta que los ojos (que está vez están abiertos), la nariz y la boca pueden permanecer visibles cuando el rostro será coloreado con un marcador azul. Para colorear el Sol, utilizar los filtros para retro-proyección de color amarillo, naranja, rosado y rojo (o barnices coloridos pero transparentes)

Recortar los dos astros, dejando alrededor un margen suficiente para asegurar la cohesión de todos los elementos. Si el Rhodoïd es muy delgado, se puede doblar su grosor manteniendo las dos hojas con algunos pedazos adhesivos. Sólo nos queda fijar las dos marionetas sobre una varilla metálica, lo más fina posible (tipo cuerda de piano), o también sobre una banda de Rhodoïd que habrá sido ligeramente plegada en el sentido de la longitud para darle una cierta rigidez.

Instalar el " teatro " y experimentar las sombras

En un lugar que pueda ensombrecerse, tender un cordón a 1,80 m de altura. Fijar allí una sabana blanca con pinzas de ropa (debe tocar el sol): sujetar con alfileres en su parte inferior algunas hojas grandes de papel oscuro destinadas a ocultar las manipulaciones (facultativo). Ubicar, a 2 m más o menos detrás de la sabana, una fuente de luz por encima y estable: los “ensayos” pueden comenzar’

Los manipuladores así como los espectadores van a encontrar viejos conocimientos: las sombras. Pero las de las marionetas tendrán sobre las anteriores una ventaje considerable: la de ser O maravilla, de colores¡ Los niños encontrarán así algunos principios ópticos constatando que la nitidez máxima de las sombras es obtenida sujetando las marionetas contra la sabana: cuando estas se apartan un poco, un ligero FLOU aparece en todas las huellas, un FLOU que aumenta muy rápido con la distancia, mientras que el tamaño de las sombras crece rápidamente y los colores parecen detenerse.

Improvisar un diálogo para un encuentro celeste...

Reir y buen humor, la fantasía puede hacer pareja con un tema tan serio como la astronomía

Durante las actividades libres, los niños van a venir uno a uno a buscar un lugar detrás de la sabana iluminada para manipular las marionetas.
 

Algunos de ellos (y no necesariamente los mas DELURES¡) no dejarán de hacer “hablar” a los dos personajes de forma VOLUBILE y más o menos COCASSE. Podemos esperar entonces que cada niño buscará su inspiración en sus vivencias a la vez familiares, escolares, afectivas y culturales. Me di cuenta también que los mejores “sketches” se lograron con frecuencia de manera espontánea e informal en pequeños comités, delante de un público muy limitado y cooperante: el puñado de espectadores intervino en las replicas, rió a carcajadas, y aplaudió cuando escucharon cosas así:

- Mira, es la Luna lo que veo llegar allá¡ Buenos días señora Luna¡

- Ah, buenos días señor Sol¡ no nos vemos muy seguido¡

- Es verdad¡ vemos a darnos un beso para celebrarlo¡

- Ah no, eso si que no¡ no tengo ganas de quemarme¡

- Le envío solo una pequeña protuberancia para darle un gran beso: tendrá el tiempo de enfriarse antes de llegar a su figura¡

- Está bien, está bien¡ ah, me gusta encontrarme con alguien¡ cómo me aburro¡ no es agradable girar y mirar la Tierra al mismo tiempo¡ Nunca puedo discutir con los Terrícolas: es obvio, cuando yo me levanto, ellos van a acostarse¡ y cuando estoy ahí, durante el día, casi nunca me ven, están tan ocupados trabajando…

- Ah, usted no tiene suerte, mientras que yo…los Terrícolas me aman¡ pero hay que decir, señora Luna, que por fortuna yo no soy como usted, sino nada nacería en su planeta y ellos no podrían broncearse durante las vacaciones. Además ya se habrían muerto todos de frío. Así y todo, usted no tiene amigos?

- Bueno, tengo algunos: los astrónomos que me miran en sus grandes telescopios. También están los niños de la escuela que me hacen “nanas” antes de dormir: todos son muy simpáticos¡

- Eso me ha dado una idea¡ le daremos una sorpresa a esos niños: creo que ellos nunca han visto un eclipse total de Sol, salvo en lo libros o en la televisión: mostrémosles uno¡

- Que buena idea. Adelante¡

(Mientras canta, la « Luna » se acerca al « Sol » y luego se desliza con mucha precaución delante de él. Los espectadores aguantan la respiración. Cuando el disco solar esta completamente oculto, ella se detiene, mientras que los niños aplauden. El diálogo continúa)

- Qué le decía señora Luna: escucha como están de contentos?

- Si, si, es maravilloso¡ pero hay algo que me preocupa: para mostrarles un eclipse de verdad, necesitaríamos que el cielo estuviera sombrío, pero no podemos apagar la luz porque sino, no veríamos nada.

- Necesitaríamos una pequeña lámpara eléctrica alumbrada justo detrás de mí: eso haría una bella corona solar¡

- Pero necesitaríamos más marionetas para mostrar todo lo que se ve en el cielo cuando usted esta eclipsado, mi querido Sol¡

- Si, eso es¡ faltan los planetas y las estrellas¡

- Faltan también las cosas que tienen un gran luz que brilla

- Ah si, esos son los cometas¡

- Nos faltaría todo eso¡ pero, ¿cómo vamos a hacer?

- Y si se lo pedimos a la maestra?

Le Vésinet, febrero de 1999

 

 

Materiales de trabajo

  • Hojas de Rhodoïd, marcadores, varillas.
  • Sábana blanca sobre una cuerdas de ropa
  • Proyector